Trukos para el coche

Abolladuras: Si la chapa del coche tiene una pequeña abolladura, la puedes reparar tú mismo de la siguiente manera; humedece con agua la plancha del coche y el borde de un desatascador de desagües aplica este sobre la plancha y haz lo mismo que cuando desatascas un desagüe.

Adhesivos: Los adhesivos que en ocasiones llevamos en los cristales de nuestro coche son bastante difíciles de quitar, para que esta tarea sea lago más fácil podemos aplicar al adhesivo un poco de aire caliente para que el pegamento que tiene se ablande. Una vez quitado muchas veces queda adhesivo en el cristal, para quitar estos restos podemos pasar un trapo empapado en vinagre caliente y a continuación los quitamos con una rasqueta.

Aire acondicionado o climatizador: El aire acondicionado o climatizador se debe usar con racionalidad, pues a pesar de darnos una temperatura agradable para la conducción, debemos recordar que también incrementa el consumo de combustible en alrededor de un veinte por ciento.

Antinieblas: Si tu coche no tiene  faros antiniebla, enciende siempre las luces cortas, ya que las de carretera originan una especie de cortina blanca, que pese a creer lo contrario, realmente disminuiría más la visibilidad .

Arrancar el coche: Nunca se debe acelerar nada más arrancar en los motores de gasolina e iniciaremos la marcha inmediatamente tras arrancar; por el contrario en los motores de gasoil es conveniente esperar unos segundos antes de iniciar la marcha.

Avispas, evitar las: Para que al conducir durante los meses veraniegos con las ventanillas abiertas, evites el peligro de que una avispa se introduzca en el interior de tu coche, con el consiguiente peligro, lava los cristales y el parabrisas con una bayeta humedecida en agua y abundante lejía; el olor penetrante de este producto ahuyentará a estos temidos insectos.

Baca: Cuando vayas a llevar equipaje en la baca deberás ordenarlo para que ofrezca la menor resistencia al viento. También seria conveniente que lo envolvieras en una tela. Primero extendemos la tela; colocamos encima las maletas más grandes y después las otras mas pequeñas hacia atrás por orden de tamaño. Las recubrimos con la tela y aseguramos todo el equipaje con pulpos.

Bajos, limpiar los: Es aconsejable limpiar los bajos del coche al menos dos veces al año, si puede ser al final del invierno y final de verano. Si no los limpiamos el barro impulsado por las ruedas por las ruedas se pega en los bajos y en las piezas que dan estabilidad y rigidez al coche. Las costras de barro que se pegan en los bajos contienen sustancias que atacan los metales con el consiguiente deterioro de estos.

Batería, limpiar bornes: Para limpiar los bornes de la batería podemos utilizar cualquier refresco de cola. Así conseguiremos que no se oxiden, en general vale para eliminar el oxido de cualquier metal, aunque claro esta lo suyo es utilizar un producto adecuado para ello.

Batería, manchas de oxido: Si notas que la batería de tu coche tiene manchas de óxido, límpialas con una solución concentrada de agua y bicarbonato sódico; seguidamente cuando ya no queden rastros del óxido, aplica un poco de vaselina para que quede protegida de las inclemencias.

Capó: Si sobre la marcha se abre, trataremos de llegar al arcén lo más rápido posible, ademas sacaremos la cabeza por la ventanilla para poder ver por donde vamos. Una vez en el arcén procederemos a cerrar el capó, si no conseguimos dejarle bien cerrado lo ataremos con una cuerda o algo resistente e iremos sin tardar al taller más próximo para poder arreglarlo.

Carrocería brillante: Si quieres que la carrocería de tu coche este brillante deberás aplicar la siguiente mezcla; en un recipiente echamos una parte de alcohol de quemar, nueve partes de aceite de vaselina, y lo mezclamos bien. Seguidamente lo das por toda la carrocería, lavamos el coche lo secamos y por último lo abrillantamos con un paño o gamuza que no suelte pelo.

Chapa: Para evitar que la pintura del coche pierda su brillo y se vuelva opaca, deberás evitarse lavar el coche al sol, secando también las gotas de la chapa con una bayeta absorbente.

Cristales empañados: Un buen método para evitar que los cristales de nuestro coche no se empañen, es con un trozo de trapo dar en el cristal una ligera capa de jabón normal y frotándolo hasta que la capa no se note y no nos quite visibilidad. Pesará más y tendrá más estabilidad a la vez que tendremos calefacción y/o aire acondicionado durante más tiempo en el caso de que quedásemos inmovilizados con el coche por cualquier motivo.

Dirección: Si notas que la dirección del coche vibra, la causa puede estar en la incorrecta sustitución de una rueda o la pérdida de alguno de los contrapesos con que se equilibran. En cualquier caso, tras asegurarte de que todas las tuercas o pernos de las ruedas estén firmemente sujetos, lleva sin falta el coche al taller.

Escobillas limpiaparabrisas: Si queremos evitar que las escobillas limpiaparabrisas se queden pegadas al parabrisas por la acción del hielo en invierno, cuando aparquemos el coche deberemos darlos la vuelta, poniendo la parte metálica de estos tocando la parte del cristal.

Faros: Si por el motivo que sea se nos ha desajustado la altura de los faros del coche y no podemos acudir a un taller para su reglaje, mientras podemos regularlos nosotros de la siguiente manera; ponemos el coche con las luces encendidas mirando a una pared a una distancia de unos cinco metros y regulamos las luces teniendo en cuenta que la luz que proyectan los faros nunca debe superar los ochenta centímetros de altura.

Filtro del aire: Si nos encontramos con que nuestro coche tiene menos potencia, consume más de lo habitual y se pone en marcha con dificultad, pese a que la batería está bien, puede ser señal de que el filtro del aire está sucio. Hay que cambiarlo. Si estás haciendo un viaje en coche, no esperes a revisar el filtro del aire a que lo hagan en el taller cuando lo lleves la próxima vez. El aire que respiramos está tan sucio, tan cargado de polvo que tras un desplazamiento de sólo cien kilómetros el filtro probablemente tenga un grosor de un dedo de suciedad.
Filtro de combustible: Hay que tener mucho cuidado de el filtro de combustible no se obstruya, porque además de empeorar el funcionamiento de nuestro vehículo podemos llegar a ensuciar el sistema de alimentación de nuestro coche con el consiguiente desgaste de motor y futura avería.
Frenos: Cuando pasamos con un coche por un charco de unas dimensiones considerables, una vez pasado el charco deberemos pisar suavemente varias veces el pedal del freno para así secar las pastillas de los frenos.

Limpiaparabrisas: Si añadimos al agua del limpiaparabrisas unas gotitas de lavavajillas y un poco de anticongelante esto conseguirá una limpieza más profunda del parabrisas.

Limpiaparabrisas roto: Si durante la marcha se te rompe el limpiaparabrisas y esta lloviendo puedes hacer lo siguiente: parte una patata por la mitad y frota con ella el parabrisas; el agua de la lluvia resbalará sin que las gotas de lluvia se acumulen o impidan la visibilidad; claro esta que este truco resulta, para recorridos no muy largos.

Manchas de alquitrán  Para eliminar las manchas de alquitrán que en ocasiones aparecen en la chapa del coche, deberemos proceder mojando las manchas con un poco de aceite de linaza crudo, esperaremos que el alquitrán se ablande, y luego repasaremos la zona con una franela o bayeta mojada en aceite.

Mareos en el coche: Si normalmente los niños se marean en el coche un buen remedio es colocarles un trocito de esparadrapo, tirita en el ombligo. Adiós a los mareos.

Neumáticos como nuevos: Si queremos que los neumáticos de nuestro coche tenga un aspecto brillante, haremos lo siguiente; limpiaremos el polvo de estos y después con una brocha previamente mojada en un refresco de cola les daremos por todos los lados, quedaran relucientes y limpísimos.

Neumáticos, la presión: Nunca debemos dejar que la presión de nuestros neumáticos este por debajo de sus medidas correctas, pues sino el consumo de combustible se incrementara un diez por ciento aproximadamente y estaremos acortando la vida de nuestros neumáticos.

Parabrisas: Para repeler el agua en el exterior del parabrisas y evitar el vaho en el interior del mismo, podemos pasar una patata cortada por ambas lados del parabrisas.

Parabrisas helado: Para quitar el hielo del parabrisas nada mejor que echarle un poco de anticongelante o en su defecto alcohol, no eches nunca agua caliente porque podría romperse el parabrisas

Reposacabezas: La posición correcta del reposacabezas es estando lo más cerca de la cabeza a unos cuatro centímetros de esta. Nunca lo pongas para que la cabeza vaya apoyada pues no es una almohada sino un elemento más de seguridad. Para ajustarle en altura debe coincidir la parte superior del reposacabezas con la parte superior de nuestra cabeza y la zona de nuestros ojos debe estar a la misma altura que la zona dura del reposacabezas.

Tapón: Si hemos perdido el tapón del deposito del combustible, lo podemos taponar eventualmente con una pelota de papel de aluminio con esto podemos llegar tranquilamente hasta la tienda a comprar uno, nunca se te ocurra taponarlo con trapos o plásticos.
Triángulos, colocación: La colocación de los triángulos es muy importante para que los demás usuarios de la vía nos vean, debemos colocarlos a cincuenta metros del vehículo averiado y pondremos uno si la vía es de un solo sentido y dos en vías de doble sentido.

Vaho: Para evitar la formación del incómodo y peligroso vaho en la parte interior de los cristales del coche, frótalos con un paño mojado en alcohol de 90º. En épocas de frío, por las mañanas, cuando arranques el coche y lo calientes, recuerda entreabrir la ventana (aunque te cueste, por el frío exterior) para evitar que el vaho se apodere de las ventanillas.

Ventanillas abiertas: En carretera y a grandes velocidades, no debemos circular con las ventanillas bajadas por que se produce una mayor resistencia al vehículo así como mayor esfuerzo del motor y por consiguiente mayor consumo de combustible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s